Toni Bestard, el mejor sin aspavientos

Conviene no exagerar para ser justo con el retrato de Toni Bestard y dar una medida exacta de lo que su figura representa para el cine balear. Es preciso hacerlo así porque Bestard, mallorquín de Bunyola, reúne un gran número de importantes cualidades que podrían desdibujarse bajo una hipérbole. Y, pese a todo ello, no se puede obviar que se trata del mejor cortometrajista de las islas, el primero que consigue una candidatura a los Goya con una obra de ficción no animada, tras el reconocimiento otorgado en ediciones anteriores por la Academia del Cine español al trabajo de varios de los estudiantes del máster especializado de animación por ordenador de la Universidad de las Islas Baleares (UIB). Bestard, que ha conseguido la candidatura con su última obra, “Equipajes”, aúna talento y rigor profesional.

Se trata de un trabajador concienzudo y exigente, comprometido, además, con el desarrollo de la incipiente industria audiovisual del archipiélago a través de la Asociación de Cineastas de las Islas Baleares (ACIB), de la que es cofundador. Discreto y afable en las formas, dispuesto a colaborar con cualquier aspirante a director que se lo pida, nada en Toni Bestard proporciona un signo externo que informe de su capacidad como artista, excepto su imponente presencia física, que recuerda a la de un joven Orson Welles, y la convicción con la que persigue sus objetivos. Entre estos fines se encuentra la quimera de lograr que producir y rodar un largometraje en Mallorca no sea una extravagancia sino un hecho normalizado. Así, Bestard espera que el “poder mediático” de los Goya sirva para que la sociedad balear “se fije más” en el cine que se hace en las islas, el cual, según expone, es más apreciado fuera del archipiélago, donde ha obtenido importantes galardones, que dentro de la Comunidad Autónoma. El director mallorquín también desea que el hecho de haber sido seleccionado para competir por este premio sirva de “pequeño empujón” para “seguir adelante” en la materialización de sus nuevos proyectos.

Bestard rodó “Equipajes”, su sexto cortometraje en formato cinematográfico, tras el prestigio obtenido por “El Viaje”, que consiguió 45 premios en festivales nacionales e internacionales, y “Niño Vudú”, una hermosa historia que se remonta a los veranos mallorquines de los 60 y el paso por la isla de Jimi Hendrix. En “Equipajes”, el director, apoyado en un hábil e inteligente texto de su guionista habitual, Arturo Ruiz, y en la interpretación de Xisco Segura y Natalia Mateo, recurre a un encuentro casual en la cinta de recogida de maletas de un aeropuerto para trazar una eficaz comedia con regusto clásico.

Después de una exitosa trayectoria como cortometrajista, Bestard afronta ahora el reto de dirigir su primer largometraje, que describe como “una historia de pueblo” y que pretende rodar en la isla, porque, con la naturalidad con la que hace todo, reivindica el derecho de poder dedicarse a lo que más le gusta cerca de su casa.

—-

texto Sergio Hernández
para “DP”
febrero-marzo 2007