Luis Antich de Oleza

Luis Antich de Oleza

Nací el 6 de febrero de 1999 en Palma de Mallorca,
No crecí rodeado de cine y cultura cinematográfica ni he sido “empujado” por mi infancia a esta vida.  Sin embargo, siempre he sentido una gran curiosidad por las historias, ya sean propias o ajenas, y me ha fascinado el compartir experiencias y relacionarlas cuando tienen un porqué.
Mi amor por el cine fue un flechazo, cuando con 16 años experimenté por primera vez lo que es crear una obra audiovisual y recibir la reacción de una audiencia.
A partir de ese momento, todo lo que he hecho ha sido por y para desarrollarme como cineasta y comprender cada día más y más el arte en el que me encuentro inmerso.
En 2017 me marché a Southampton, Reino Unido, a estudiar producción de cine. Ese fue un año en el que, a pesar de aprender mucho, no me sentí realizado por el ambiente en que me encontraba. Simplemente la gente no estaba apasionada por la carrera y parecía que estaban allí por la falta de exámenes teóricos y el exceso de tiempo libre, mal aprovechado.
Actualmente estoy estudiando la misma carrera, pero en Londres, donde estoy conociendo a gente que verdaderamente está aquí para crear, donde surgen más proyectos, más interesantes y donde las posibilidades se multiplican.
Mis proyectos hasta el momento se componen de diversos cortometrajes, algunos de ellos presentados a concursos, sin ser nada serio; Videoclips para distintos tipos de músicos (desde rock al rap) con el fin de impulsar a dichos artistas; y mi obra principal es un documental realizado en Paraguay y cuenta la historia de un equipo de médicos españoles que, con su ONG, viajan al país a proporcionar ayuda humanitaria, sobre todo cardiológica y pediátrica, pero las experiencias y las personalidades que conocen durante el viaje les cambia no sólo a los medicos, si no al equipo que documenta el viaje tambíen. La obra, de 30 minutos de duración, está realizada íntegramente por un amigo y compañero cineasta y por mí.