La cuenta atrás de Vacaciones en Chernóbil

Televisió de Mallorca emitirá este domingo 26 de junio a las 22:10h el documental “Vacaciones en Chernóbil”, un proyecto financiado en parte mediante crowdfunding y en el que cualquier persona o entidad que desee realizar su aportación económica tiene de plazo hasta el 27 de junio.

“Vacaciones en Chernóbil” es un documental de 36 minutos que pretende indagar en quiénes son y de dónde vienen los niños que cada año abandonan Ucrania y Bielorrusia para recibir atención médica y familiar en países de Europa Occidental. Niños a los que la radiación afecta deteriorando su sistema inmunológico, retrasando su crecimiento, provocándoles problemas respiratorios, oculares, mutaciones genéticas, disfunciones neuropsicológicas y cáncer. Niños a los que solamente seis semanas fuera de la zona afectada consiguen retrasar y minimizar la aparición de estas enfermedades.

Concretamente, el equipo del documental ha seguido a los niños que vienen cada verano a Mallorca desde Bielorrusia gracias a la asociación Per Ells de Sa Pobla. A través del hilo conductor de niños como Vadzim, de doce años, o Iryna, de once, descubrimos la realidad de Chernóbil y las consecuencias de la contaminación radiactiva en la salud, la sociedad y el medioambiente de la zona.

Como aspecto novedoso, una parte de la financiación del documental se está obteniendo a través del sistema crowdfunding o financiación en masa, un proceso de recaudación de fondos que pretende implicar a los futuros espectadores para que realicen una aportación económica al proyecto, por pequeña que sea. A cambio, se les ofrecen una serie de contraprestaciones, que van desde la aparición en los títulos de crédito hasta la posibilidad de acceder al premontaje y sugerir cambios, como un productor. Esto es posible gracias a la plataforma mallorquina de crowdfunding Kreandu, una experiencia innovadora promovida por el Cluster Audiovisual de les Illes Balears.

A tan sólo cinco días para que finalice el plazo abierto para recibir donaciones, “Vacaciones en Chernóbil” ha conseguido 2.870 € de los 3.794 € que solicitaba. Para completar la cantidad total, además de seguir apelando a la participación del público, los productores esperan conseguir un spónsor público o privado que comparta los valores promovidos por el documental.

En 2011 se cumplen 25 años del accidente de Chernóbil. Los supervivientes coinciden en que lo que ocurrió y sigue ocurriendo no se puede comparar con nada: es una nueva faz del mal, un escenario de la guerra del futuro. Los campos están frondosos, fértiles, bellos, son aparentemente inocuos, invitan al cultivo, al consumo de sus productos, a disfrutar de la vida. Pero ocultan la muerte invisible, perpetuada a través de los años y de las generaciones. Sin embargo, la radiactividad es sólo una parte del mal que afecta a estos niños. Un mal que se manifiesta en familias donde en muchos casos reina la pobreza, el alcohol y la violencia, en una estructura social dañada, fruto de la miseria, de la falta de oportunidades, del deterioro mental y del ostracismo al que no sólo el accidente, sino la realidad económica y política, les ha condenado.

Vadzim, Iryna y el resto de personajes del documental, víctimas de la catástrofe de Chernóbil, hacen reflexionar sobre el mal de su sociedad, pero también sobre los riesgos, supuestamente controlados o no, de la energía nuclear. Casi 25 años después, el accidente nuclear de Fukushima Daiichi en Japón confirma una vez más el peligro de la energía nuclear y nuestra incapacidad para controlar los efectos devastadores de la radiación sobre el entorno.

“Vacaciones en Chernóbil” es una producción de la empresa mallorquina Quindrop Producciones Audiovisuales junto con la Televisió de Mallorca y ha sido dirigida por Marta Hierro y Alberto Jarabo, los creadores del aclamado documental sobre la desprotección infantil “Los monstruos de mi casa”, premiado en festivales de cine de Nueva York y Valencia. El documental ha contado también con la colaboración del Ayuntamiento de Sa Pobla, de la Obra Social de Sa Nostra y de la Asociación Per Ells.