Agustí Villaronga

Agustí Villaronga Riutort nació en Mallorca en el año 1953. En sus inicios Agustí ha sido profesor de Imagen, periodista y actor en la compañía de Núria Espert. Comenzó su carrera cinematográfica, hace ahora unos 23 años, rodando diversos cortometrajes.

Aunque es licenciado en Historia del Arte, estudió algunos cursos en la facultad de Geografía y Historia de la Universidad de Barcelona y en la Universidad Autónoma de Barcelona, ciudad en la que vive actualmente desde que abandonó su Mallorca natal en sus años de adolescencia. Villaronga cuenta también en su currículum con haber sido el encargado de vestuario en “La Plaça del Diamant”, además de haber sido director artístico, decorador, estilista y realizador de vídeos de moda.

Después de haber dirigido algunos cortos, en el año 1984 le llegó la oportunidad de su vida y vio así cumplida su gran ilusión de dirigir un largometraje. “Tras el cristal” (1985), que es el título de su primera película, estuvo presente en la Selección Oficial del Festival de Berlín en el año 1986 y consiguió diversos premios entre ellos el de Gran Premio del Festival de Cinema de Barcelona, Premio de la crítica especializada de Mallorca o el Premio Onda de Madrid. Después le siguió “El niño de la luna” (1988), película galardonada con tres premios Goya, que juntamente con “Tras el cristal” y “El mar” (2000), premio Manfred Salzberg en el Festival de Berlín, se trata de sus películas más personales, las cuales han marcado su carrera como director de cine. “El pasajero clandestino” (1995) y “99.9” (1997) son las dos películas que Agustí dirigió por encargo, un medio que le ha permitido poder cristalizar sus propias creaciones, aunque en unas declaraciones hechas por el propio Villaronga, con relación a “El pasajero clandestino”, dijo que estaba tentado de abandonar el mundo del cine, ya que su forma de ver el cine no encajaba con el panorama fílmico del país. Entre estas producciones podemos señalar algunos proyectos que por diversos motivos no llegaron a ver la luz como “El crimen del cine Oriente”.

Aparte de sus largometrajes, el director mallorquín ha dirigido documentales que tampoco no han pasado desapercibidos, como “Al Andalus”, escogido para la Selección Oficial INPUT de Bristol.

En el 2002 rodó “Aro Tolbukhin”, un proyecto de dirección tripartida con Isaac Racine y Lidia Zimmerman.